脷nete a +7 mil suscriptores

Deshazte del agotamiento profesional para siempre, consigue un mejor equilibrio entre la vida laboral y personal.

Oct 04, 2023

Asistí a una cena con el exdirector de la zona donde trabajaba, recién se había jubilado. Nos confesó a los presentes, que cuando salió de la empresa, se divorció, no sabía ni dónde estaba la tintorería y desconocía cómo navegar en la vida.

 

Es un error, solo trabajar para el hacer y olvidarse del ser. Este director no se conocía a sí mismo.

 

Había estado totalmente enfocado en su responsabilidad dentro del negocio, dejando atrás su propia humanidad y seguramente la de su equipo de trabajo.

 

Hoy veremos:

La importancia de un liderazgo balanceado.

Riesgos de solo enfocarse en resultados.

Beneficios de tener un estilo de trabajo basado en fortalezas.

 

El exdirector estaba enfocado en la zona 4 del liderazgo, de una manera poco sana, solo viendo los resultados para el negocio, donde oímos muchas veces:

"El tiempo es dinero, no llegamos a la meta, estamos abajo de presupuesto, no cumple el perfil del puesto, etc."

 

Las empresas han secuestrado nuestro vocabulario.

 

 

 

Si estás en el extremo de esa zona, puedes hacerte de mala reputación, afectar tu salud, el equipo no se sentirá tomado en cuenta y eso afectará la toma de decisiones y las personas no tendrán compromiso con la empresa. El éxito aquí puede ser de corto plazo solamente. Ver: No tienes que estar detrás de ellos.

 

Hoy más que nunca debemos escuchar a las personas que están más cerca de los problemas, operativos y comerciales.

 

Esta zona se caracteriza por alta exigencia en resultados y baja conexión con el equipo, demanda y controla, con riesgo de asfixiar la libertad del equipo.

 

 

Y ¿quién habla de la persona?

En tu equipo de trabajo, ¿conoces al ser humano?

 

Su propósito de vida, en qué ciudad creció, a qué personas admira, quién fue un mentor importante para él.

 

¿Cuáles son los valores que resuenen con él? ¿Cuáles prevalecen con tu equipo? Más importantes aún, ¿cuáles son los tuyos?

 

Como jefe de un grupo de trabajo, ¿dónde pones tu prioridad? ¿Qué te hace sentir vivo?

 

Oímos hasta hartarnos, de la importancia del balance entre vida y trabajo, pero ¿acaso son dos personas diferentes las que atienden cada lugar?

 

Damos por ciertas cosas que en realidad son invenciones humanas, como las monedas, los países, las empresas y sí: los puestos de trabajo.

 

No podemos separar al líder como persona del puesto y responsabilidad que tiene asignada. Reflexionar, ¿qué valoras y qué tipo de relaciones quieres construir?, son acciones que te ayudan a perfeccionar tu estilo de liderazgo.

 

Está bien enfocarse en obtener los resultados, dirigir, pero si nos olvidamos de las personas, este estilo de liderazgo, puede caer en el micro-manejo y tratar de controlarlo todo.

 

Me tocó escuchar hace tiempo, como un gerente era criticado por sus compañeros, por su falta de compromiso, vi a esta persona bajar su entusiasmo y platiqué con él. Estaba en un proceso de divorcio y eso lo llevó a estar deprimido. Otra compañera empezó a llegar tarde, tenía a su esposo en el hospital. Saber por lo que pasa tu equipo como personas, es importante.

 

¿Importan más las tarjetas checadoras que un poco de compasión por el ser humano a tu lado?

 

No somos máquinas.

Comprendo muy bien que no siempre puedes dar el 100%.

 

Habiendo pasado por una crisis de salud y tenido una larga carrera en un corporativo, me di cuenta de que la mayoría de las capacitaciones, están centradas en habilidades. Hemos descuidado a lo que convierte a una persona en persona. Esta desconexión ha creado, confusión, agotamiento y falta de sentido en el trabajo, ¿hablamos de balance vida-trabajo?

 

No tienes por qué ser una persona diferente en un lugar, solo porque un manual lo dice. Mostrar tus características únicas, te hace más valioso y auténtico si las muestras a tu equipo de trabajo, dejas huella de esa forma.

 

Las habilidades en el trabajo son importantes, desarrollar el talento con esfuerzo es muy valioso. Obtener ambos desde tus cualidades únicas, es lo que permite la perseverancia a lo largo del tiempo. Todo lo que vale la pena, se logra con la suma de los días, durante años.

 

“Quien busca afuera sueña, quien busca adentro, despierta”. C. G. Jung.

 

 

Riesgos de la Zona de alta demanda de resultados y baja conexión humana.

Si se carece de libertad y hay un nivel alto de exigencia, es probable que se obtenga un ambiente de estrés y presión, con estos riesgos:

 

  1. Conformidad y Obediencia: La falta de libertad y un alto nivel de exigencia pueden llevar a las personas a seguir órdenes sin cuestionarlas, aunque estas sean injustas, la gente puede tener miedo a represalias.

  2. Estrés y Agotamiento: Las altas exigencias, especialmente sin autonomía de acción, puede llevar al agotamiento.

  3. Baja Creatividad e Innovación: No hay incentivos para ser creativos, "¿para qué propongo algo si no me van a escuchar?"

  4. Descontento. Las personas pueden desarrollar resentimiento a la empresa o sus directivos, si son tratados de forma poco amable.

  5. Problemas de Salud: El agotamiento conlleva problemas emocionales o físicos, como la ansiedad y trastornos digestivos, entre otros.

  6. Fuga de Talentos: Las personas más capaces buscarán otro lugar donde puedan desarrollarse y tener más oportunidad de crecimiento.

  7. Cumplimiento Mínimo: El riesgo de que la gente no tenga el corazón en el trabajo, será que hará el mínimo esfuerzo, solo para que no les llamen la atención.

  8. Cultura de Tóxica: Habrá grupos que quieran quedar bien con el jefe y acusen a otros, la gente actuará con desconfianza y miedo.

Estas son algunas consideraciones generales, hay matices y cada circunstancia es distinta.

 

Enfocarse en los resultados es clave, pero es más importante poner atención al proceso, ya que el resultado será una consecuencia del mismo, evita el micro-manejo, ¿para qué quieres saber qué hace tu colaborador a las 9:00 am?, si lo que te importa es que funcione el sistema o tengas la presentación a tiempo.

 

Mi recomendación, siempre es basarse en las fortalezas propias y del equipo, dicho de otra manera, enfocarse en lo positivo.

 

Beneficios

No tienes que ser una persona diferente en el lugar de trabajo. Basarte en tus fortalezas de carácter ayudará a tener claridad de dirección, por qué está basado en lo que eres.

 

El compromiso de tu grupo aumentará y, con un proceso sencillo, crearás colaboración y confianza en una espiral ascendente.

 

Fija las expectativas desde el principio y toma en cuenta la madurez de tu equipo.

 

El trabajo desde casa, llegó para quedarse. Dependiendo de la función y la empresa, rendir cuentas en la nueva forma de trabajo "asíncrona" ayudará a que este cambio en la cultura sea sostenible en el largo plazo.

Aprende a dar retroalimentaci贸n efectiva

Evita que te explote el problema. Guiar a tu equipo no siempre es c贸modo o f谩cil.

Aprende a tener esas conversaciones dif铆ciles.聽

M谩s informaci贸n